La segunda isla del terrirorio en extensión

El territorio del estado de Malta se compone de tres islas: la propia Malta, Gozo y la Comino. Gozo es la segunda en importancia de extensión pero solo ocupa 67 kilómetros cuadrados.
El nombre que recibe no guarda relación con ninguna lengua latina, es una siempre simplificación fonética de su nombre en maltés Ghawdez. Su capital se llama Victoria donde viven la mayoría de sus 300.000 habitantes.

Una isla apta para pasear

La mejor forma de llegar a Gozo es el ferry que cubre la distancia de apenas 6 kilómetros desde la isla de Malta hasta el puerto de Mgarr. Desde ese punto cualquier punto de la isla está a una distancia óptima para ser recorrida a pie o con autobuses públicos. Estos últimos tienen la particularidad en toda Malta que el billete de menos de dos euros sirve para todos los trayectos que se quieran hacer en el día.
Desde la ciudad de Vitoria existen numerosos servicios de visitas guiadas en varios idiomas. Permiten recibir información in situ de los numerosos testimonios monumentales que hay en la isla. Los 5000 años en que está atestiguada la presencia humana en la isla garantizan un amplio contenido.
Estas culturas y civilizaciones han formado una síntesis muy original en la sociedad isleña. Las fiestas populares, la gastronomía, y los hábitos sociales se explican desde el conocimiento de esta evolución histórica.

Los lugares emblemáticos de la isla de Gozo

En Gozo es obligada la visita a Azure Window como es conocida una formación rocosa en la línea de costa. En forma de puente ha sido formado por las fuerzas de la naturaleza y decora un espacio abierto a la intensidad del mar.
Un monumento arquitectónico destacado es la fortaleza de Gozo. Éste habla de los tiempos difíciles en los que Malta entera era objeto de la codicia de los pueblos más poderosos del mediterráneo. Alternativamente fue cambiando de manos y recibiendo influencias convergentes y también contrapuestas.
Para darse un baño la playa de Rambla Bay ofrece un arenal muy amplio donde el veraneante no tendrá problemas para moverse con tranquilidad disfrutando del horizonte azul del mar. Es una zona un tanto ventosa pero en la que cualquier actividad de ocio de playa tiene un espacio ideal para su práctica.
Los monumentos megalíticos de Ggantija en Xaghra son el testimonio de los primeros habitantes de la isla. Se data el origen de los primeros sobre los 3600 a.C. es decir muchísimo antes del conjunto megalítico de Stonehenge en Inglaterra.
Desde la capital Victoria los paseos por sus calles nos permitirán tomar contacto con un pueblo hospitalario y tranquilo que ha sabido incorporar a su personalidad el sabor de la cultura mediterránea con todos sus colores y acentos.
Desde la Ciudadela con sus más de 2000 años de existencia se obtienen las mejores vistas generales de toda la isla. La vista invita a la reflexión sobre los esfuerzos que los habitantes hicieron para mantenerse el hogar que el destino les había dado. Un espíritu de resistencia, y muy isleño, hecho con aportes de mil orígenes. Al punto de haber convertido en natural el inglés, la lengua de sus últimos conquistadores.